Los economistas estiman que las ventas al por menor aumentaron a un buen ritmo el mes pasado, mientras que el mercado de viviendas de Estados Unidos vio algunas mejoras debido a  que la economía se recupera.

De acuerdo con las proyecciones medias de los economistas encuestados por Bloomberg, las compras al por menor aumentaron un 0.8%, la mayor suba en cuatro meses. En mayo también se dio una suba 0.6%. Tanto la riqueza del hogar, como el mercado laboral están creciendo, haciendo que los americanos piensen menos antes de gastar.  Los de autos y camiones fueron comprados en mayor cantidad que desde el 2007.

Millan Mulraine de la investigación de tasas de los Estados Unidos en el  TD Securities USA LLC explicó: “La transición de un bache a  un rebote sostenido está tomando forma lentamente. El tono subyacente de las ventas minoristas es alentador. El impulso positivo en el mercado de viviendas continuará. La fabricación se ha establecido.”

Jenny Lin de Ford agregó, “Los indicadores de la economía siguen mejorando.” El “ritmo del crecimiento de los gasto de los consumidores se está recuperando poco a poco.”

English Article